En defensa de la Educación Infantil de 0 a 3 años

Bollito el día de su graduación en la Escuela Infantil

Soy una defensora de la Educación Infantil.

Y no sólo de la Educación Infantil de 3 a 6 años, sino también de la Educación Infantil de 0 a 3 años.

Realmente soy defensora de la Educación Infantil de Calidad, adaptada al niño y que presta un servicio a la comunidad.

 

Las escuelas infantiles son necesarias. Son necesarias mientras vivamos en un sistema en que la mujeres, a las que no sé muy bien por qué, se nos han vendido el cuento de “mujer madre, mujer hogar, mujer profesional”…

Sabes a lo que me refiero ¿no?.

Ese mito de la ” súper mujer” que muchas nos hemos creído y que casi acaba con nosotras, con nuestra familia y con nuestra profesión y que si no ha acabado, está acabando con todo ello.

Las escuelas infantiles actualmente son necesarias. Por diversas razones (eso da para otro artículo) necesitamos dejar a nuestros hijos en centros educativos organizados en el que prime el bienestar, el cuidado y la educación de los más pequeños de la sociedad. Si tu hijo acude a una Escuela Infantil en el que no prime eso… Creo que es mejor que te plantees el buscar otro lugar para tu pequeño.

Las Escuelas Infantiles son necesarias, por que cumplen un servicio de cara a la sociedad, pero también de cara al sistema educativo. Como todo centro educativo, un centro de 0 a 3 años trasmite conocimientos, transmite habilidades, transmite un sin fin de cosas que nosotros, en nuestro mundo de adultos, no le damos la importancia que se merece.

¿Acaso no es importante saber que hay más personas como nosotros en este mundo lleno de mayores?

¿Acaso no es importante entender que la Asamblea es un espacio para escuchar y hablar y en el que nadie se siente juzgado?

¿Acaso no es importante entender que comer en compañía de tus iguales es mucho más divertido y sano que comer solo?

¿Acaso no es importante saber que soy digno de que personas que nos son mi familia me quieran con locura?

¿Acaso no es importante saber que si estoy enfermo todo un plantel de maestras se movilizará para que me encuentre lo mejor posible hasta que llegue mi familia?

A mi esto me parece importante. A mi esto me da seguridad. A mi esto me gusta. Y hay muchísimas cosas más ¿eh?

Aula de Educación Infantil

He sido y soy maestra durante más de 15 años. Me acuerdo de mis primero niños, un aula de 1 a 2 años. Me acuerdo de sus nombres, de sus caras e incluso del cumpleaños de alguno.

Me acuerdo de cuando estuve en el aula de 2 a 3 años, “los mayores”, me acuerdo de sus interminables Asambleas los lunes contándome un millon de historias (reales o no), un millon de experiencias increíbles…

Me acuerdo de sus caras estando enfermos, me acuerdo de sus caras en los cumpleaños, me acuerdo de que me llamaban “mamá” y me acuerdo de que me decían “Te quiero” constantemente.

Me acuerdo de la cara de agradecimiento de las madres cuando les decías que habían pasado un día feliz, o un día tranquilo, o un día en que les habías dado un millon de besos porque no se encontraba muy bien.

Me acuerdo de un millon de anécdotas que algún día te contaré.

 

Pero sobre todo me acuerdo de la sensación de estar haciendo bien mi trabajo por ellos, por los más pequeños de nuestra sociedad y esa sensación es algo que en ningún trabajo puede darte. Esas caras esperando el cuento, esos abrazos, esos besos con o sin mocos, esas experiencias y sensaciones NO TE LO DA NINGÚN TRABAJO. 

Las Escuelas Infantiles son necesarias es esta sociedad. Pero no todo vale.

Necesitamos maestras comprometidas, con vocación, con ganas.

Necesitamos, por supuesto sueldos dignos (si te dijera lo que cobra una maestra en una Escuela Infantil te caerías ahora mismo de la silla, te lo prometo).

Necesitamos horarios razonables.

Necesitamos personal suficiente en las escuelas.

Las Escuelas Infantiles cumplen una función actualmente. No quiero decir que un niño, un bebé no esté mejor con su madre, pegado a ella. No, lo único que quiero decir es que las Escuelas Infantiles actualmente cumplen un servicio en la sociedad y como tal hay que respertarlas.

No son aparca-niños.

No es un trabajo fácil.

No es un trabajo que pueda hacer cualquiera.

No estamos todo el rato con plastilina.

No estamos continuamente cantando.

Y no, no nos gusta que se infravalore nuestro trabajo de esa manera. Insisto: no todo el mundo es capaz de estar en un aula de 0 a 3 años.

Es el trabajo en el que más te pagan con besos, mocos,  sonrisas y logros.

¿Te ha gustado? ¡Comenta y comparte!

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*