Flecha con la que marcaron la pierna a operar.

 

No se si sabes que mi madre hace un mes se rompió el peroné. Pero roto, roto ¿eh?. Vamos que la mujer ahora lleva una placa, y clavos y puntas y de todo en la pierna. Ya nunca volverá a pasar por un arco de seguridad tranquila. 😂😂. Mi madre cuando hace las cosas, las hace muy bien. Una rotura sencilla no vale, hay que romperse las cosas bien.

 

 

 

 

En fin… Pronóstico: 10 semanas sin apoyar el pie en el suelo.

Solución: a casa y a vivir con nosotros.

Ahora estamos en casa: mamá, dos pequeños, que tranquilos como bien sabes no son, y una abuela con la pierna escayolada y, que gracias a su pericia, se maneja bastante bien en silla de ruedas.

Hay que conjugar horarios, necesidades, médicos, extraescolares y trabajos… ¡Una fiesta!

Pero, lo primero que hay que hacer es CUIDAR a una persona que lo necesita. Nadie quiere estar enfermo. Nadie quiere estar impedido. Nadie quiere no apoyar la pierna en 10 semanas. Por ello, hay que intentar adaptarse a quien lo necesita. Adaptarse a las necesidades de alguien, que en ese preciso momento te necesita para algo tan básico como hacer la comida o ducharse.

Cuidar no es saber qué medicación toma, qué ha comido y cuánto tiene de tensión. No. Eso es solo una ínfima parte de lo que significa cuidar.

Cuidar es: Adaptarse a las necesidades pero sin agobiar. No tratar a los enfermos como si se hubieran vuelto idiotas. ese paternalismo de “Yo sé bien lo que necesitas, por que TÚ ESTAS ENFERMO…” es absolutamente lamentable. Y no ayuda a nadie a recuperarse antes.

Ese paternalismo pone a la persona enferma en un (falso) estado de sumisión  y a ti te otorga la obligación de tener qué decidir todo por esa persona.

Sinceramente, no hace falta. Alguien que está enfermo, que se ha roto un peroné o que tiene gripe, no se ha vuelto alguien incapaz de decidir. Simplemente, está pasando por un bache en su salud. Sin más.

Cuidar es adaptarse al entorno, a las necesidades y saber qué quiere y necesita esa persona incluso antes de que te lo pida. Pero no decidir por ella. Insisto, no se ha vuelto idiota.

Cuidar implica perder algo de autonomía pero ganar otras muchas cosas.

No nos engañemos, cuidar bien, cansa. Pero no mucho más que tener a Piojo y a Bollito.

Con todo esto hemos cambiado rutinas, horarios y mobiliario en casa. Hemos cambiado la forma de trabajar y hasta de cocinar. Nos hemos adaptado a la nueva situación. Todos. Sin distinciones. La adaptación al nuevo entorno y a la nueva situación es fundamental.

Esa adaptación nos hace más felices, nos hace flexibles y más creativos para encontrar nuevas soluciones a nuevos problemas. ¿No os parece algo genial por el simple hecho de cuidar de alguien?

Ahora tenemos la sensación de que podemos con todo. Los niños quieren traer a familias enteras a vivir a casa. Se han adaptado a la nueva situación de maravilla.

Y, sobre todo, están aprendiendo que nos tenemos los unos a los otros. Pase lo que pase. Estamos ahí. Y además, felices. ¿Qué más se puede pedir?

Te seguiré contando como continua esta aventura…

¡Gracias por leerme!

Y comenta lo que quieras.

Amaia.

 

 

 

 

 

 

¡E-book gratuíto: "10 maneras de estimular a tu bebé en casa"

al suscribirte al Blog!

Además, conoce los cursos, talleres y conferencias de Piojitos & Bollitos. Psicopedagogía para padres cada semana.

 

¡Suscribete a la newsletter y además de recibir tu e-book gratuito, tendrás informacion y ofertas especial de los talleres y cursos de PSICOPEDAGOGÍA PARA PADRES (Rabietas, Celos entre hermanos, Sueño Infantil, Educación Emocional y un largo etcétera). 😃

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

campaña mailing by Mailrelay

¡Gracias! 😘 Ya te has suscrito. Mira en tu e-mail y consigue tu e-book gratis.