⚽️ De entrenadores está el mundo lleno ⚽️

Todos sabemos de fútbol y de educación y de crianza

¿Te has dado cuenta que todo el mundo sabe de dos cosas en esta vida? De criar a tus hijos y de educación. Bueno, y algunos de fútbol.

Todo el mundo tiene algo que decir sobre la forma en la que educas a tus hijos. Sí. Sí. A los tuyos, a los que quieres con locura pero a la vez te agotan. Y no hablo de suegras, madres o cuñadas. No. No. Hablo de cualquier persona con la que te cruces en la calle y, aunque no conozcas de nada, algo te dirá, algo se quedara con las ganas de decirte o algo murmurará sobre la forma en que tus hijos están educados.

Y, siento decirte, que es muy, muy probable que ese “algo” no sea positivo.

Sabes a lo que me refiero ¿verdad? Es simplemente tener la sensación de que hagas lo que hagas siempre, alguien, va a decirte algo, su opinión, por qué sí. Por que esa persona lo vale. Nos sentimos juzgados.

 

Y te presento mi cara cuando me siento juzgada por mi estilo de crianza. ¿Se parece a la tuya cuando te juzgan? 😉😉

Mi cara cuando me juzgan…

Pues en Educación pasa igual y ahora más que nunca.

Todo el mundo se cree capaz de opinar acerca de los métodos de tal o cual profesor.

Todo el mundo lo haría de diferente manera por el simple hecho de que todo el mundo cree saber cómo hacerlo.

Es como cuando ves un partido de fútbol y todos nos convertimos en “entrenadores” y nos desesperamos por esta táctica, o este cambio que ha realizado el entrenador de nuestro equipo de fútbol. Nos convertimos en el entrenador “que sería capaz” de hacerlo bien.

Pero claro… eso se queda ahí, en tu casa y gritando a la tele o como  mucho en un bar. Pero de ahí no pasa.

¡Ay! Pero en Educación no se queda en casa o en el bar. No. De Educación, de pedagogía y de lidiar con 25 niños de 6 años, o de 3 o de 9, todo el mundo sabe, opina y todo el mundo lo haría mejor.

Queridos padres y madres del mundo: no defiendo todos los sistemas educativos, tengo muy claro que “la letra con sangre” NO ENTRA, también tengo claro que hay profesores con sistemas de enseñanza que habría que revisar, darles una vuelta o simplemente cambiar.

Pero también tengo claro que tener 25 niños de 3 años en una aula no es fácil. Tener alrededor de 50 padres que juzgan tu trabajo tampoco es fácil. Tener un equipo directivo que no siempre actúa como quieres que lo haga, por que a veces dirigir es más facil que estar en el aula, no es fácil.

Padres: NO ES FÁCIL SER MAESTRO con la coyuntura actual.

No es sencillo. Y a veces no nos damos cuenta de eso.

¿Significa que todo lo hacen bien? No. Son humanos y a veces se equivocarán, como todo “hijo de vecino”.

Pero no te creas que podrías hacer su trabajo, por que seguramente no sea así.

Entrenadores podremos ser todos en casa y/o en el bar, pero maestros en un aula sólo unos pocos.

No te gusta que te juzguen por como educas a tus hijos ¿verdad? Pues sé valiente, haz lo que tu decidas, pues son tus hijos, solo tuyos.

Y si oyes que alguien juzga la labor de un maestro, de un “profe” piensa que “De entrenadores está el mundo lleno” e intenta ayudar a esa persona a ver el otro lado de las cosas.

 

¿Te ha gustado? ¡Comenta y comparte!

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*