Niños de 12 años en el instituto.

Niños que están comenzando su adolescencia muy poco a poco y que de repente los escolarizamos en los institutos, con chicos y chicas de 16 y 17 años.

Niños y niñas que cambian su rutina, sus afectos, su organización, por el simple hecho de que “alguien” no muy listo decisión que a los 12 años había que ir al instituto.

Con 12 años sé es una niño. Todavía no estamos madurando. Todavía nos queda mucho por aprender. Y sin embargo, a los 12 años van al instituto con todo lo que ello conlleva: más asignaturas, más libros, más deberes, más exámenes.

“Tengo 12 años. Sigo siendo un niño. Pero se me exige la planificación y organización de un adolescente de 16 años.”

¿Tu le ves sentido a esto? Yo no.

En el instituto les exigen un nivel de dedicación que por el que muchos de los estudiantes tienen que dejar de lado sus actividades deportivas y/o extraescolares que tanto les gustan para poder alcanzar el mínimo exigido.

 

Mínimo exigido a su vez, por unos profesores que siguen dando clase como hace 25 años sin importarles que sus alumnos son mas jóvenes, más pequeños y que las necesidades de los mismos han cambiado.

Profesores que creen que preguntar todos los días la lección hace que los alumnos sepan más.

Un aviso a los profesores de instituto: los niños se lo aprenden única y exclusivamente para ese día que les vas a preguntar. Luego lo olvidan. Por lo tanto, tú labor pedagógica, no sirve para nada. Tus alumnos NO saben más. Solo memorizan y olvidan.

Profesores que no entienden que los deberes “a cascoporro” no son útiles salvo para agobiar a los niños.

Muchos de los alumnos más jóvenes de los institutos no es que no lleguen al mínimo impuesto por la ley educativa de este momento, es que mucho no pueden llegar porque están estresados. Son incapaces de dormir bien. De descansar. De dedicar horas a su familia, a los amigos o al deporte. El estrés les supera. Se sienten agobiados. Discuten con sus padres. Odian a su amigos. No viven. No disfrutan.

Están sometidos a un estrés constante que les impide disfrutar de su día a día.

¿De verdad queremos eso? Yo no. Y hablo como madres y como psicopedagoga. No quiero niños enfadados. estrenados. Agobiados. tristes. No, no los quiero. Ni los míos ni los de nadie. Eso no es vida para nadie.

El estrés es muy nocivo en los adolescentes. Y no hacemos nada por cambiarlo.

Seguimos con profesores en el aula usando los mismo métodos pedagógicos que hace 30 años. ¿De verdad cree, usted, señor profesor/a, que no se ha avanzado nada en Pedagogía?

¿De verdad cree que no puede mejorar, aprender o conocer nuevo métodos de enseñanza? ¿De verdad es usted tan soberbio o soberbia que piensa que ya lo sabe todo?

En fin… ahí lo dejo.

No quiero niños de 12/13 años estresados. ¿Qué podemos hacer? ¿Se os ocurre algo como padres o como profesionales de la educación?

Os cuento 4 cosas que podéis hacer entre padres e hijos para superar esta, a veces, difícil etapa:

  • Las actividades de ocio como el deporte, la música o el arte son fundamentales. No dejes de hacerlas. Todo el mundo necesita momento de ocio para disfrutar y “despejar la cabeza”.
  • Cada día, antes de ponerte a hacer los deberes como un loco, organiza qué es lo urgente, lo importante y lo que puedes hacer en otro momento. Y según esta clasificación de tus tareas organiza tu tarde de estudio.
  • Padres y niños tienen qué ser conscientes de qué es en lo que se necesita ayuda: por ejemplo, matemáticas o ingles o física… Y actuar en consecuencia: más tiempo de estudio, profesor particular, etc.
  • Usar los domingos para organizar la semana: exámenes, actividades de ocio y familiares y utilizar un gran planning visible para toda la familia. De esta manera todo el mundo conocerá la organización y gestión del tiempo y podrán ayudar a que se cumpla.

 

¿Haces en casa alguna cosa más? ¡Cuéntamela!

Articulo dedicado a Sofía y Maia (¡Seguro que lo conseguís! 😘)

Un abrazo,

Amaia

¡E-book gratuíto: "10 maneras de estimular a tu bebé en casa"

al suscribirte al Blog!

Además, conoce los cursos, talleres y conferencias de Piojitos & Bollitos. Psicopedagogía para padres cada semana.

 

¡Suscribete a la newsletter y además de recibir tu e-book gratuito, tendrás informacion y ofertas especial de los talleres y cursos de PSICOPEDAGOGÍA PARA PADRES (Rabietas, Celos entre hermanos, Sueño Infantil, Educación Emocional y un largo etcétera). 😃

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

campaña mailing by Mailrelay

¡Gracias! 😘 Ya te has suscrito. Mira en tu e-mail y consigue tu e-book gratis.