Rabietas ¿por qué, por qué, por qué? 😤😤

Rabietas ¿amigas o enemigas?

¿Quién no se ha querido morir en medio de un supermercado cuando tu hijo ha tenido “la rabieta”? Yo, la primera… ☝🏼☝🏼☝🏼☝🏼☝🏼☝🏼☝🏼

Y eso que más o menos entendía que estaba pasando en su pequeño cerebro…

La pregunta es ¿son necesarias? ¿Un niño sin rabietas es igual que otro con rabietas? ¿Y si las rabietas son constantes? ¿ Y si el hijo de tu vecina no tiene? ¿Y si tu cuñada ha dado con la solución magistral? Ya sabéis que las cuñadas… saben 😋😋😋😉😉😉

Bueno pues la solución a  TODAS estas preguntas es:

 

 

 

 

 

 

 

Que únicamente depende del cerebro de tu hijo y siento decirte, de verdad que lo siento, que no puedes abrir el cerebro de tu hijo. Es ilegal, creo.

 

En fin, las rabietas son un proceso de maduración cerebral, pero no sólo depende de la edad o de que sea más “maduro” o “menos maduro” para su edad… si no que depende de las herramientas y estrategias adquiridas de vuestro hijo para enfrentarse a las distintas situaciones cotidianas.

En definitiva, las rabietas son parte de un PROCESO.

¿Tienen solución? ¿Hay algo que podamos hacer para no morirnos de  vergüenza en el supermercado?

¡¡Sí!! 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

Seguro que tu cerebro ahora está pensando: “¿El qué? ¿El qué?”

Pues para averiguarlo puedes venir a mi taller sobre Rabietas el jueves 1 DE JUNIO EN BIMBA BOOM BOOM (Murcia) y descubrir esto y muchas cosas más sobre las “terribles” rabietas.

 

¡¡¡GRAAACIAS!!!  😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘😘

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*