Vivimos en una época en la que escuchamos para replicar no para aprender, no por interés. Escuchamos para contestar algo, lo que sea.

La comunicación digital se come, día a día, a la comunicación oral. Creemos que nos comunicamos a través de las redes y en muchos casos, así es, pero nos hemos olvidado de lo que somos: seres humanos con la increíble, maravillosa y perfecta capacidad de hablar.

La comunicación es fundamental para el aprendizaje; es fundamental para relacionarse, es fundamental para entender. En definitiva, necesitamos comunicarnos para sobrevivir. Al fin y al cabo el llanto de un bebé recién nacido es su forma de comunicarse. Él o ella llora, trasmite un mensaje y el receptor (los padres) actúa según el mensaje recibido. ¿Qué suele ocurrir? Simplemente que nos les entendemos porque al fin y al cabo, el llanto es un sistema comunicativo muy, muy básico.

Aunque debemos de reconocer que muy efectivo, pues como adultos maduros, con un desarrollo cognitivo óptimo, es oír llorar a nuestro bebé y rápidamente corremos a escuchar a ver qué pasa, a ver qué podemos hacer ¿verdad?

 

Como ves nos comunicamos desde el principio. Nada más nacer ya nos comunicamos y de forma óptima: utilizamos nuestros recursos (en este caso el llanto) para conseguir lo que queremos. Sin más.

Entonces, ¿qué ocurre después con esa gran capacidad qué tenemos de comunicarnos? La vamos perdiendo a medida que crecemos y oímos frases del tipo “Este niño no se calla ni debajo del agua” “Y a ver qué quieres ahora” “Es que siempre me estas dando la murga”… ¿Te suena?

Y a medida que se hacen mayores es peor lo que escuchan: “Pues vaya supuesto problema que tienes, céntrate en lo importante”, “Ahora no tengo tiempo de oír tus historias de instituto” “Calla, calla que tú no sabes lo que son problemas de verdad”

Estanos dos años deseando que nuestros bebés hablen, dos años que nos emocionamos cuando comienzan a decir “mamá” o “papá” y el resto de su vida escuchan que están más guapos callados… ¡Es para volver locos a nuestros hijos! ¿No crees? Por lo tanto, ¿qué sucede al final? Que prefieren callar y no contar y no hablar.

La comunicación es una semilla que hay que regar cada día en la crianza y educación de nuestros hijos. Para que tu futuro hijo adolescente te hable y te cuente, debes comenzar a hablar y a comunicarte con él o ella desde ahora y de manera eficaz.

¿Qué puedes hacer para fomentar esa comunicación a largo plazo? Aquí tienes 12 cosas que puedes comenzar a hacer con tu hijo desde ahora para que vuestra comunicación sea ahora y en el futuro eficaz y adecuada a vuestra relación.

  1. En la conversación, trata a los niños como iguales
  2. Utiliza refuerzos positivo
  3. Continúa con los temas introducidos por tu hijo
  4. Nunca te rías de los intentos del niño por comunicarse
  5. No corrijas, en vez de eso, reformula.
  6. Desarrolla lo que dice tu hijo
  7. Dale al niño la oportunidad de hablar
  8. Realiza preguntas abiertas
  9. Proporcional el andamiaje para las historias de tu hijo
  10. Utiliza los medios de comunicación eficazmente
  11. “Enseña” a través del juego
  12. Combina el movimiento con el habla

 

Espero que estas pautas date ayuden a sembrar la semilla de comunicación tan necesaria en la relación con nuestros hijos.

¿Utilizas ya alguna? ¿Realizas alguna técnica más?

 

Muchas gracias por leerme. Por favor, ¡comenta y comparte!.

 

Un abrazo,

Amaia

Recuerda que puedes comprar el taller de “RABIETAS. UN NUEVO ENFOQUE” en video. Más de una hora de formación para que las rabietas sean una oportunidad de aprendizaje para todos. ¡Comprar ahora!

También tienes a tu disposición el taller “EDUCACIÓN EMOCIONAL EN EL HOGAR” para verlo cuando y cómo quieras. ¡Comprar ahora!

¡E-book gratuíto: "10 maneras de estimular a tu bebé en casa"

al suscribirte al Blog!

Además, conoce los cursos, talleres y conferencias de Piojitos & Bollitos. Psicopedagogía para padres cada semana.

 

¡Suscribete a la newsletter y además de recibir tu e-book gratuito, tendrás informacion y ofertas especial de los talleres y cursos de PSICOPEDAGOGÍA PARA PADRES (Rabietas, Celos entre hermanos, Sueño Infantil, Educación Emocional y un largo etcétera). 😃

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

campaña mailing by Mailrelay

¡Gracias! 😘 Ya te has suscrito. Mira en tu e-mail y consigue tu e-book gratis.